lunes, 4 de octubre de 2010

"Esto lo estoy tocando mañana."
- Johnny Carter (protagonista de "El Perseguidor", de Julio Cortázar).


En una nota al márgen, ayer tuve el placer de armarme mi propio mini-tour Cortazariano por Saint-Germain-des-Prés. Por una casualidad casi premeditada, me topé con el Café de Flore, que si bien es un histórico centro intelectual y artístico (solía ser frecuentado por  personalidades como Sartre,  Picasso, Hemingway, y otros) también es el lugar donde acontece parte de "El Perseguidor".  Así que luego de tomarme allí un obligado café me dispuse a recorrer, calle por calle, el  mismo camino que hicieron Bruno y Johnny hasta llegar a la costa del Sena. 
En pocas palabras: feliz de la vida :)


4 comentarios:

Edgardo G. dijo...

Naaah, qué groso!!! Jaja, algún día te plagiaré la aventura :P Que estés bien!

Martu dijo...

Ay!
Te envidio sanamente.

Cuánta belleza junta, cuánta.

Nausica dijo...

Espectacular!! disfrutá mucho de eso! Y la puesta del sol desde el pont des arts, como para complementar tu sufrido viaje ajja
beso grande desde Baires. Otro para Papa que lo mira por tv.

Richo dijo...

@Edgardo: Todas mis aventuras son Creative Commons, podés hacer con ellas lo que te plazca :)

@Martu: París es bellísima, y más aún desde que llegué yo ;)

@Nausica: Hoy, siguiendo tu consejo, pasé en Pont des Arts mi último atardecer en París (el de mañana lo veré desde el avión supongo) pero el cielo nublado y la lluvia copiosa hicieron que la experiencia fuera muy poco mágica. Igual después me fui a hacer un paseo nocturno por Notre Dame y la oscuridad y la lluvia favorecieron mucho el efecto temible de las gárgolas. Así que también me divertí mucho :)